No te podras resistir a la tentación de la sangre.
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
#Se pide a los personajes cannon
#La administración busca estos personajes.
#Se necesita con urgencia Reyes Volturis y Cullens para el desarrollo de la historia.
#Ya tenemos la primera trama
#Nos hacen falta licántropos y humanos.
# Rebbeca W. Black busca su marido.
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» Full Moon .No hay culpa sin sangre. [twilight][Norma][Recien abierto]
Sáb Mar 12, 2011 3:22 pm por Invitado

» Il Messaggio # N U E V O # Normal
Lun Ene 17, 2011 11:43 am por Invitado

» Underworld New Era
Sáb Nov 06, 2010 4:06 pm por Invitado

» Foro "Twilight Moon"
Sáb Oct 16, 2010 1:24 pm por Invitado

» Sunset After Dawn
Dom Oct 10, 2010 2:53 am por Invitado

» Me voy u.u
Sáb Sep 04, 2010 7:33 am por Kate A. Holly

» Volterra Night [Afiliación Elite]
Vie Sep 03, 2010 4:05 am por Invitado

» Twilight Temptation Foro
Jue Ago 26, 2010 4:06 am por Invitado

» Glee-Club Foro de Rol (Afiliacion Elite)
Lun Ago 23, 2010 9:06 pm por Invitado

BD ROL
Chronicles Of A Damn Promise
Image and video hosting by TinyPic
Twilight Moon
Image and video hosting by TinyPic
Forces Within Sky
Hogwarts
Foro de rol basado en la saga de Twilight. Los personajes e historias principales pertenecen a la misma, pero la base de la historia de la que parte el foro, los personajes e imágenes, pertenecen al foro. Si hay alguna copia de su contenido, será denunciado. Derechos reservados a los administradores del foro.

Comparte | 
 

 Primera trama: Los ojos color carmesí.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Master

avatar

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 09/07/2010

MensajeTema: Primera trama: Los ojos color carmesí.   Sáb Jul 10, 2010 3:04 pm

Todo parecía diferente aquel día, el sol brillaba más que nunca en el cielo, los habitantes del pequeño pueblo misterioso, salían a las calles del mismo para que, tan solo un simple rayo de sol, pudiera tocar sus pálidas pieles. Las cuales se mantenían así de blanca por la falta de la luz y el calor que la estrella y centro del sistema solar, no proporcionaba durante los 359 días restantes del año. Aquel día, diferente a todos los demás, correspondía a esos 6 días del año en los cuales el sol salía y...los vampiros se escondían. Pues sus marmóreas y níveas pieles, resultaban todo un espectáculo de brillantes diamantes cuando la luz alcanzaba sus fibrosos y ágiles cuerpos.No obstante, todo cambió tras que el sol se escondiera tras la fina línea del horizonte, aquella aura de repentina felicidad y alebosía, parecía volver de nuevo a su cauce natural.

La oscuridad, acompañada de la soledad aparente de esas calles, se adueñaba nuevamente de cada palmo, esquina y recóndito lugar del pueblo. Ahora más que nunca, se podían escuchar a los feroces lobos aullar en el tenebroso e inseguro bosque. Las luces de las calles, estaban totalmente encendidas, alumbrando un poco diferentes puntos del mapa de Forks. Se levantó aire, un viento frío, calaba los huesos de los transeuntes que, a intervalos irregulares de tiempo, paseaban por las inmediaciones. Estos, tiritaban de frío, sin poder entender como era posible que aquel frío se hubiera instalado de nuevo, tras aquel buen día.

Las estrellas, alumbraban vagamente el cielo. Si te parabas a observar, varias constelaciones se podían apreciar, Orion, Cáncer y un pequeño punto brillante que emanaba una suave luz color anaranjado...Mercurio, un planeta hermano tan alejado, que apenas podíamos ver el reflejo que el sol hacía sobre él -todos sabemos que los planetas no producen luz,¿cierto?-.

Un humano, sí, frágil y apetitoso para los hijos de la noche, paseaba despreocupadamente por una de las callejuelas del lugar. ¿Por qué razon?, pues porque era mas guay que nadie. Vestía una amplia sudadera con cremallera, de un color azul marino, de esas que se podían confundir con el color negro. Un gorro de lana, tapaba por completo su redonda cabeza, refugiándolo del frío. Andaba con sorna y parsimonia, como si no tuviera prisa. Lo que realmente no sabía, era el peligro que corría por aquellos lugares...una sombra, más r´paida de lo que os podais imaginar, acechaba cada uno de los movimientos del joven muchacho...

[...]

Eran pasos, sombras, sonidos vagos...como si alguien me estuviera vigilando,acechando...cazando. Continuamente, mi mirada se volvía hacia atrás, obsrvando un vacía tras de mí. La única explicación a aquel hecho, era ue me estaba volviendo totalmente loco por la falta de sueño. Llevaba de fiesta todo el día, de aquí allí, sin parar con y para nadie. Las ojeras bajo mis cansados ojos, un poco más y llegaban a tocar el suelo. Mi mente empezó a alucinar, pensando en cosas como que estaba totalmente dormido en mi cama y todo aquello estaba soñando, o que el alcohol que llevaba en sangre, estaba haciendo mella ya en mí. Yo, solo quería llegar a casa...pero no tenía ni idea de lo equivocado que estaba respecto a aquel hecho...nunca llegaría a casa ni vería el amanecer de un nuevo día.

Tras dos pasos más, sentí como caía algo con un golpe sordo detrás de mí. Me giré con rapidez, esta vez no se me iba a escapar lo que quiera que fuera aquello que me estaba poniendo nervioso. Lo único que alcancé a ver por última vez...fue aquello ojos...unos ojos color carmsí.


[...]

La sangre corría por la boca del vampiro desde la garganta de aquel chico. Que, ahora, llacía inerte en los brazos del vampiro. Consumido por aquel que fue dotado de la inmortalidad...a cambio de un precio muy caro. El cuerpo, calló, flácido contra el suelo, ya nunca más hablaría. Con paso firme, aquel vampiro desapareció entre las sombras...quizás buscando alguna presa más. Algo decía que aquella persona no sería la única en caer aquella noche...

Un grito espantoso, se escuchó por toda la calle, pero pronto fue mitigado...¿adivinais por quién?. Por un vampiro, pero algo había cambiado en aquel ser de la noche, no parecía ser el mismo...no, era otro completamente distinto al anterior. Saciaba sus ansias de sed con la sangre de una joven chica rubia que, tuvo la suerte de poder pedir ayuda con aquel grito desgarrador. Pero nadie había por las calles al parecer, solo ella y el objeto de las pesadillas de muchos de nosotros...los chupasangre.

[...]

A parir de aquí podeis empezar a postear, pero antes, leed estas sencillas normas. Quien no las cumpla, morirá (:

Normas

-No hay orden de posteo. Se irá posteando según vaya pareciendo. Pero, a cambio quiero que cada 4 usuarios que posteen(si ha posteado dos veces la misma personas, podeis postear, me refiero a 4 personas diferentes), pareis de postear. ¿Por qué?, porque volveré e entrar a llevar la trama y a enredar las cosas o no enredarlas, según me apetezca.

-Es de noche, y los vampiros llevais encerrados todo el día en casa, por lo cual saldreis a alimentaros. No obstante, sea como sea, teneis que pasar por Forks, para así poder seguir la trama. Si os vais al bosque y os quedais allí indefinidamente, no formareis parte de la trama.¿Me explico?.

-No hay licántropos ni humanos aun en el foro, lo que significa que los humanos seran PNJ(personaje no jugador), que lo podrá llevar todo el mundo(includio yo). No obstante, los dos vampiros que yo he mencionado, solo los voy a llevar yo, con lo cual hareis como si fueran dos usuarios más en la trama.

-Al principio del post entre () o {}, podeis indicar para quien va dirigdo el post en especial, será mucho más fácil para todo el mundo llevar así el hilo de la trama y, por supuesto, sabrá con quién rolear(lo que no implica que no podais interactuar con los demás).

-A la cuenta de Master hay que echarle cuenta. Quiero decir que si yo entro diciendo que aparecen dos polis haciéndoos preguntas, seguid el juego y haced que soy un usuario más. Espero que quede claro este punto.

Dicho esto, !suerte y al toro¡. si obedeceis esas normas tan sencillitas...será bueno, fácil y bonito.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benjamin A. Boulak

avatar

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 09/07/2010

MensajeTema: Re: Primera trama: Los ojos color carmesí.   Sáb Jul 10, 2010 3:51 pm

Suspire de nuevo dejando que el sonido se colase por entre mis dientes saliendo fuera de mi garganta como un quejido desde lo mas hondo de mi ser. Llevabamos 3 dias de viaje desde El Cairo, casi no habiamos parado por el camino, tenia que reconocer que eso era por mi culpa, no queria parar, temia que Amun nos sigiera; el no me iba a hacer cambiar de opinion en lo mas minimo, yo habia elegido mi nuevo camino y Tia el suyo junto a mi pero aun asi no me apetecia escuchar sus quejas una vez mas, echaria de menos a Kebi, mucho, y lamentaba con todas mis fuerzas no haberme podido despedir de ella pero sabia que si me quedaba un segundo mas ahi Amun seria capaz de romperme la cabeza a base de charlas estupidas.
Hacia unos quince minutos que habiamos entrado en el territorio de Forks, por los bosques para ser mas esactos, ya era de noche y alguna que otra estrella brillaba en el cielo totalmente despejado y de un color negro azabache, un aire un tanto incomodo se levanto derepente sin ninguna razon, yo no tenia problemas al respecto, me encantaba el aire, aminore el ritmo de la carrera dejando atras la sensacion de enorme velocidad debido a las corrientes de aire chocando en nuestros rostros, me gire hacia Tia hablandole en un susurro cariñoso.
No crees que deberiamos ir a cazar antes de llamar a casa de los Cullen?..
Ella asintio con la cabeza, era una buena idea, no esque fuera a ocurrir nada extraño, pero despues de 3 dias sin cazar hacercarse a la Mansion Cullen no era muy buena idea, Renesmee segia teniendo una valiosa sangre por sus venas y por supuesto deduciamos que los chuchos estarian por ahi cerca asi que antes de arriesgarse lo mejor era darse una vuelta.
De todas maneras se suponia que no era muy buena idea cazar por la Forks, aunque...ya no habia solucion, me gire de nuevo hacia Tia con una media sonrisa algo mas que comun en mi y me acerque a ella rodeandola con los brazos mientras le sussurraba al oido.
Sera mejor que nos separemos, las victimas cuanto mas separadas mejor
Mis labios terminaron de hablar y se apoyaron en los suyos en un rapido beso, en el momento me gire de nuevo echando a correr y escuchando a lo lejos como ella otra direccion un poco mas al Este. Jamas nos habiamos planteado ninguno de los dos ser vegetarianos, es mas yo creia que no seria capaz de ello, pero de todas maneras intentabamos hacer lo que podiamos cazando a gente no muy buena.

No tarde en llegar al centro de la ciudad, las calles estaban algo iluminadas por las farolas encendidas pero aun asi algun que otro callejon quedaba oscuro a la mirada de los humanos.. Inspire aire profundamente cerrando y volviendo a abrir en una milesima de segundo mis ojos de color rojo sangre, algun que otro rastro humano llego asta mi pero deje de prestarles atencion en cuanto un grito desgarrado llego a mis oidos, me gire de golpe hacia el origen y eche a correr en su direccion. Una vez que hube llegado disminui la velocidad para que no se me oyese e inspeccione con la mirada a lo lejos, una chica yacia desplomaada en el suelo, el olor a sangre aun llenaba el ambiente, un vampiro carnivoro...en Forks?
Mis instintos se pusieron alerta, note que el aire le llevaria mi olor asi que sin mas tardanza le ordene que cambiase, el me obedecio sin problemas cambiando de direccion y trayendome esta vez su aroma a mi. Mi labio superior se echo hacia atras dejando entreever unos colmillos blancos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jane B. Cullen

avatar

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 10/07/2010

MensajeTema: Re: Primera trama: Los ojos color carmesí.   Sáb Jul 10, 2010 7:01 pm


{Alec}


Hoy me tocaba guardia junto a mi hermano, y pareja. Si aún me sonaba algo raro aquello. Para mi nunca habían sido sinonimos, y ahora así era. En realidad siempre había sentido algo fuerte por él. Siempre. Pero yo no soy de las que van publicando su amor o su atracción a los cuatro vientos. Simplemente porque no creo mucho en ello. El caso es que hoy había guardia, cmo tantas otras noches. Su compañia hacía que aquello fuera más llevadero para mi. Él se había acostumbrado muy pronto a aquello. En cambio yo... aún me costaba mucho dejar de beber sangre humana. Por eso cuando podía me escapaba, sin que nadie lo supiera, y me iba a buscar moribundos para hincarles el diente. Siempre con elegancia, claro. Mis dorados ojos miraron fijamente el cielo oscuro. Pentrando en el con firmeza. Algo iba a suceder aquella noche. Lo presentía. Alice tal vez había visto algo inusual. Aunque no parecía haberlo hecho, ya que no había dado señales de nada raro en los alrededores de Forks. Y en el mismo Forks tampoco. Así que por eso estaba más tranquila. Con un poco de suerte la noche sería tranquila, y no muy movidita.

Posé una de mis manos en el tronco del árbol que tenía más cerca de mi, como intentando sentir dentro de el. Una chorrada. En verdad estaba olfateando la corteza. Había una aroma raro en él. No parecía conocido. Eso era lo que más me chocaba de ese olor. Y no parecía un olor a chucho. Así que no podrían ser aquellos lobos de la Push. Sentí como mi hermano se acercaba a mi por detrás, y una sonrisa leve se dibujó en mi rostro lentamente. Como si le costara en salir. Me giré, encarandome a él de frente, y cogí su rostro con mis manos, acercandome a sus labios para rozarlos con los mios. Para mi era más que suficiente. No hacía falta que lo tocara mucho más. Yo era así. A mi el sexo me daba igual. Eso era cosa de humanos, no de vampiros. Así estaba enseñada. E iba a mantenerlo por el momento. Clavé mis ojos en los suyos, separandome lo justo para poder mirarle bien. - Tengo sed - susurré en sus labios. Sabía que no era tiempo de pensar en eso. Pero tenía sed. No mucha, pero tenía ganas de picar algo.

Me separé de él, y dejé escapar un suspiro amargo. Tenía que mantenerme ocupada con algo. Sin esperar respuesta de Alec, corrí hacía el pueblo de Forks. Me paré de golpe al oir un grito desgarrador. Algo sucedía en el pueblo. Y algo muy fuerte, pues a medida que me iba acercando más y más al siito de donde había provenido el grito, noté como el aroma a sangre humana, entraba por mis fosas nasales, quemandome la garganta. - Vamos - gruñí a mi hermano, mientras corria delante de él. Sin pararme un segundo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Heidi A. Cullen

avatar

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 08/07/2010

MensajeTema: Re: Primera trama: Los ojos color carmesí.   Dom Jul 11, 2010 5:01 am

(Benjamin)

Un día más encerrada en aquella casa que, a menudo, oprimía con fuerza mis ideas. Conseguía bloquearme de un modo increíble...y no sabía a qué se debía aquel espantoso hecho para mí. Para la mala suerte de todos nosotros, el día había amanecido despejado, totalmente despejado. El sol, brillaba con intensidad y los rayos del mismo, entraban por la ventana de mi habitación. Mi piel brillaba cual diamante bajo esta y eso, solo significaba una cosa, nada de salir durante todo el día. Fue lo peor que llevé, me aburría sin tener nada que hacer o con que divertirme. En esos momentos, los segundos en mi vida pasaban con mayor lentitud que nunca, era tedioso y monótono. Asique me pasé todo el día de aquí para allí, de un lado a otro de aquella enorme casa, que ese día en concreto, estaba toda llena de vampiros. Era extraño ver aquello, pues normalmente toda estaba tranquilo y, la mayoría de nosotros, no se encontraba allí dentro. Pero por el sol, hoy tendríamos que ser como pájaros en una jaula.

Todo cambió cuando el sol se fue, dejando paso a la oscuridad de la noche. Alumbrada por una pequeña Luna y unas cuantas estrellas. Ahora sí, necesitaba salir de allí pronto y veloz, tomar el aire. A parte, junto con Jane y Alec, me habían encomendado salir a "patrullar". Lo tenía claro, ellos irían por un sitio y yo por otro, así era siempre y así sería para elresto de la eternidad. De ese modo, el terreno a vigilado y controlado, se convertía en un lugar más amplio. Las calles, se encontraban en una completa y ateradora soledad, solo yo paseaba por aquellas calles en esos momentos. Mi vigilancia consistía, simplemente en darme un paseo, observar y estar atenta a lo que en mi alrededor acontecía. No era el mejor plan para una noche de sábado, pero me mantendría lo suficientemente ocupada como para no pensar en otra cosa.

Hice amago de dar un paso más, adelantando el pie para el cometido, mas me paré en seco. Un grito, de horror y súplica llegó a mis oidos con tanta claridad, que parecía que estuviera situado a mi lado. Eso, no era muy normal...quizás solo se trataba de un chica que estaba loca, borracha o de una riña completamente humana...o igual era otra cosa. No me podía quedar ahí quieta, tenía que asegurarme de que todo estaba completamente bien, asique mirando a mi alrededor, serciorándome de que nadie podría verme, comencé a correr en la dirección del desgarrador chillido. El ambiente empezaba a sobrecargarse de un apetitoso olor a sangre humana, lo que hizo, que mi garganta comenzara a quemar, arder y a pedir que me saciara. Pero seguí corriendo, en contra de mi propia voluntad. No tardé mucho más en llegas al lugar destacado. Allí, el olor era aun más fuerte...camuflado entre aquel olor dulzon, se encontraba el de un, dos vampiros. Estupendo, me había tocado el gordo.

Andé unos pasos más y, al fin, pude vislumbrar lo que realmente ocurría. Una chica se encontraba inerte, y de un color demasiado pálido, en el suelo. No se movía, por lo cual ya me hacía una idea de que era lo que le había ocurrido. Aquello no era todo, allí, había un vampiro, mostrando los colmillos a alguna parte en concreto. El caso, era que conocía el rostro del susodicho, sabía quien era...pero no sabía qué hacía por aquí. Terminándome de acercar, con un paso lento y marcado, miré al vampiro.-¿Benjamin?...-miré de nuevo a la muchacha de cabellos rubios platino.-¿Es cosa tuya?.-no obstante, aquel aroma a otro vampiro, seguía en el aire, algo me decía que el que tenía delante de mí, no había roto un plato aquella noche. Lo frustrante, era que no podía distinguir en que lugar se encontraba por aquel pequeño rastro que había dejado...desconcertante. Miré en todas direcciones, teníamos que mover a aquella chica de allí.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Benjamin A. Boulak

avatar

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 09/07/2010

MensajeTema: Re: Primera trama: Los ojos color carmesí.   Dom Jul 11, 2010 7:00 am

El aire frio que se habia levantado hace tan solo unas horas se movia obediente en mi direccion, aspire el aroma que antes me habia sido ocultado, la sangre era algo predominante al igual que el rastro de la joven que ahora yacia muerta en el suelo desplomada sin ningun rastro de vida ni de sangre mas dentro de ella, sus ojos se abrian horrorizados tal y coomo debian de haber estado mientras soltaba el grito desgarrador que habia llegado a mis oidos; me centre de nuevo en el olor y esta vez lo capte, un olor fuerte choco contra mi nariz haciendo que todos mis musculos se tensasen preparados para la caza, mis piernas se flexionaron y mis colmillos sobresalieron aun mas de lo que ya estaban, era un vampiro... como me habia temido.
Comence a escudriñar los alrededores con la mirada, mis ojos color rubi recorrian los alrededores a una velocidad de vertigo, cada ventana, cada puerta, cada rincon oscuro entre los callejones que rodeaban el cuerpo; comence a subir mi escrutinio hacia los tejados cuando otro olor diferente me vino desde mi lateral derecho.
Me gire de golpe, este era diferente, dulce, suave..la reconoci al instante, Heidi... osea que era verdad, los Cullen habian pasado a estar en el mismo puesto qque los Vulturi anteriormente, su guardia se contaba ahora por decenas, mi mirada volo asta sus ojos de manera incosciente y no pude evitar alzar las cejas en un gesto divertido cuando los vi de el color que todavia no esperaba encontrar...ambar...
No me cabia en la cabeza imaginarme a todos los de la guardia vegetarianos, Demetri...Felix...Jane..? Sacudi la cabeza provocando que mi pelo se disparara en todas las direcciones.
A pesar de mi confusion general consegi organizar mis ideas, seguro que esto le iba a encantar a Tia, la guardia vegetariana, enfin... Observe como Heidi se acercaba hacia mi y le dedique una sonrisa suave que en el ultimo momento sin que yo pudiera evitarlo se volvio algo burlona curvandose hacia arriba en el lado derecho.
Ella pregunto mi nombre interrogante, acaso no me recordaba con claridad? Nos habiamos visto hace tiempo pero eso no era nada para un vampiro y sabia a la perfeccion que yo no habia pasado desapercibido ni mucho menos en la pelea, aunque claro ssi que era verdad que encontrarme en mitad dde Forks no era algo muy logico, quiza se debia a eso el hecho de la pregunta, bueno...mas tarde lo aclararia.
No..hay otro por aqui..Ya sabes que yo no suelo cazar a niñas rubitas
Respondi de manera indiferente, acaso no detectaba el olor? Le ordene al aire que se moviera con mas fuerza y esta vez si, el olor del vampiro nos envolvio por completo, mis pupilas se contrayeron.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alec B. Cullen

avatar

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 09/07/2010

MensajeTema: Re: Primera trama: Los ojos color carmesí.   Dom Jul 11, 2010 12:09 pm

{Jane}

Si había algo que no me agradaba hacer era hacer de guardia aunque este con Jane que me hacía todo mucho mas placentero pero incluso así sentía que cada vez era mas rutinario ¿quien seria tan idiota como para atacarnos? Ni Aro seria capaz… aun. Aunque todo presagiaba que seria otra guardia normal Jane y yo sentíamos algo, algo iba a suceder aquella noche y el aroma de los árboles acompañaba mi hipótesis, intentaba recordar ese aroma pero cada intento quedaba en fracaso era algo desconocido para mi. Cruzaba los dedos para que fuera un lobito y entretenerme con el un momento, pero ni eso era.
Las visiones de Alice me mantenían intranquilo, algo malo ocurriría de seguro y todo Forks estaba en riesgo. Al menos en Volterra las cosas sucedían dentro del castillo y allí quedaban, entre vampiros sangrientos y nada más. Pensar en tantas cosas así me hacía hervir la sangre completamente y sacar de mí lo más horrible, ese deseo humano que deseaba poseer otro cuerpo, ese instinto animal que creí haberlo dejado juntos con los Vulturi pero que florecía en los peores momentos. Me acerque a ella desde atrás tomándola por su delicada cintura y ella sonriéndome, algo forzada pero con eso al menos yo me conformaba. Se dio vuelta hacia mi y las sonrisa se unieron en un leve rose que al menos a mi me volvía loco, mas que suficiente por hoy y se separo de mi, quizás yo quería seguir así mas tiempo pero no la obligaría a nada que ella no quisiera ya que era mi pareja pero aun mas la quería como a mi hermana de siempre. Sabía muy bien que a ella le costaría todo esto, incluso más que ami por lo que debía darle tiempo al tiempo.
Cuando menciono que tenia sed yo solo me limite a esbozar un pequeño suspiro ¿un peor momento? no lo creo pero… era igual a mí, siempre elegíamos los peores momentos. Salio corriendo luego de escabullirse entre mis manos y yo le seguí como un perro leal. Un grito desgarrador se hoyo desde lejos y el aroma a sangre humana llego hasta mis fosas, me había mantenido alejado de la sangre mucho tiempo y este repentino olor me descolocaba completamente. Me detuve un momento para relajarme aunque ella pedía que siguiéramos yo no podía, era mucho para mi aunque… no la dejaría sola, jamás así que seguí corriendo detrás de ella.
- ¿crees que debamos dar aviso? –pregunto con sufrimiento en la voz, la sangre lo descontrolaba aunque lo tapaba con un rostro de serenidad casi imposible de llevar.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Master

avatar

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 09/07/2010

MensajeTema: Re: Primera trama: Los ojos color carmesí.   Dom Jul 11, 2010 2:07 pm

Benjamin y Heidi:

Aquellos dos jovenes vampiros iban a estropearlo todo, sabía que se intenpodrían en mi camino. Los observaba, con aquello ojos de cazador que otros como yo me habían otorgado...había sido bendecido con la eternidad. Me encontraba en un punto en el que al parecer no era detectado...del todo. Pues el aire estaba impregnado de mi olor para ellos. No me movía, no quería ser descubierto...de momento. Esperaba que mi compañero, no hubiera tenido algún encontronazo desagradable o, tuviera que esconderse de aquella manera como lo estaba haciendo yo. Tenía que hacer algo, conseguir quitármelos de encima o...jugar con ellos. Quizás eso fuera lo más entretenido y conveniente para mí.

Con rápidos movimientos, me fui del lugar en el que me encontraba. Con suerte, habrían notado mi desplazamiento. Pretendía que me siguieran, que se interesaran por mis andanzas. Y después, mi compañero y creador, y yo, acabaríamos con sus inútiles existencias.

No paré ni un instante de correr, buscando a algún humano que pudiera haber en las calles.

[...]

Jane y Alec:

La cabeza me daba vueltas, todo me dolía y a penas podía moverme. La sangre discurría a mi alrededor, y en mí mismo, llenándome la boca de un sabor a hierro y sal. Levanté la cabeza, no había nadie. Aun así, no desistí e intenté hacerme oir, pedir ayuda a alguien. Pero al parecer, era demasiado tarde para que hubiera gente fuera de su casa. Con la mayor dificultad del mundo, conseguí apoyarme sobre mis dos brazos, incorporándome hasta quedar sentado. Un sudor frío recorría mi frente, que mezclado con la sangre resultaba un tanto asqueroso. Veía doble y a penas podía concentrarme en hacer lo que me proponía...tenía que levantarme, como fuera. No obstante, la pierna...ni siquiera la sentía, los cortes en la misma eran profundos, de los que salía sangre, no mucha, pero sin parar. Desangrándome poco a poco.

Con un poco de voluntad y ayudado de la pared, conseguí levantarme, apoyándome tan solo sobre una pierna. Al principio, no pude dar ni un paso, pues necesitaba estar sujeto a algo para no caerme. Después, ayudado de la misma pared que me había servido de soporte para levantarme, empecé a dar pasos, uno tras otro de una manera lenta y dolorosa. Gruñidos de dolor se dejaban escapar en mi garganta, que vibraba. No sabía hasta que punto llegaban mis heridas, ni cuan graves resultaban. Solo quería un médico...

A lo lejos, mi salvación apareció. Dos siluetas se dibujaron en la línea del horizonte y con gran rapidez se aproximaron, como balas...a penas pude verlos.-¡¡Por favor, ayúdenme!!.-no sabía si me oirían a esas alturas. Igual por la perdida de sangre me estaba volviendo loco y resultaba que allí no había nadie, que me los había imaginado. Y con todo, no dejaría que la oportunidad se me escapara, fuera o no un espejismo. Me dispuse a seguir la misma dirección que las dos "flechas" habían recorrido hacia tan solo unos instante.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Issara B. Black

avatar

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 09/07/2010

MensajeTema: Re: Primera trama: Los ojos color carmesí.   Dom Jul 11, 2010 6:47 pm

Esa mañana había quedado con las tías Alice y Rosalie para ir a comprar pero debido al buen tiempo que hizo ese día no pudimos ir, y la rabieta que yo cogí había obligado a mis padres a prometerme que esa noche podría ir a jugar a las carreras con los lobos de la manada si prometía no separarme de ellos en ningún momento, y tras estar todo el día moviéndome de un lado a otro nerviosa, cuando el sol se escondió vinieron a buscarme algunos miembros de la manada para que fuera con ellos.

En esos momentos me encontraba corriendo por el bosque junto a algunos lobos de la manada de papá intentando superarles en rapidez en mi forma humana pero era realmente casi imposible, eran más veloces que yo, y pese a que solía saltar de árbol en árbol o cogiéndome a las ramas, poniendo en prácticas algunos de los movimientos que me habían enseñado recientemente, no lograba superarlos, pero aún así me lo estaba pasando realmente bien.

Tras un buen rato corriendo riéndome divertida y subiéndome cuando estaba cansada al lomo de alguno de los lobos, de pronto dos de ellos empezaron a pelear sin una razón aparente y el otro lobo que había permanecido siempre a mi lado para que no me separase de ellos se fue a intentar separar a los que se peleaban. La pelea se fue alejando y con ella los gruñidos y aullidos y finalmente acabé sola en el bosque el cuál tan solo era iluminado por la luna.

Miré a mi alrededor asustada intentando recordar cuál era el camino de vuelto a casa pero el miedo paralizaba mis recuerdos y el camino de vuelta por lo que simplemente me puse a correr lo más rápido que pude entre los árboles sin saber muy bien hacia donde iba, yo solo quería volver a casa con mamá y papá y acurrucarme entre ambos hasta quedarme dormida.

Tras mucho correr entre los árboles enganchándome en las ramas e incluso cayéndome algunas veces, paré en seco al ver unas luces a lo lejos pero esas luces no eran las que solían iluminar la Push, eran las que iluminaban las calles de Forks. Salí del bosque adentrándome en esas calles iluminadas por las farolas en busca de algún conocido que pudiese llevarme de vuelta a casa, seguro que mi papá mataría a los 3 licántropos que se suponía que debían vigilarme.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Esme A. Cullen

avatar

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 11/07/2010

MensajeTema: Re: Primera trama: Los ojos color carmesí.   Dom Jul 11, 2010 7:36 pm

(Issara)

Una pregunta muy curiosa sería ¿Qué hacía yo a estas horas en las calles de Forks? La respuesta era sencilla y algo patética. Como hoy había sido un día tan soleado evidentemente no había podído salir de casa, es decir, no había podído salir al pueblo y me apetecía comprar un par de cosas, no es que las necesitara con urgencia pero, debía ir al pueblo. Así que en cuanto el sol se ocultó yo cogí el coche (aunque pareciera raro que yo condujera) y me dirigí al pueblo. Quizás la tienda de muebles a la que yo quería ir todavia estaba abierta. Y así fue, tube suerte y cuando llegué iba a cerrar pero igualmente me dejaron pasar, quizás me vieron pintado en la cara que iba a comprar un jarrón bastante caro que por cierto me quedaría precioso en el salon con algunas flores de mi jardín como decoración.

Salí de la tienda con una sonrisa de oreja a oreja amaparandome bajo la tenue luz de las farolas de Forks que iluminaban sus desiertas calles. Normal por la hora, lo que no era normal es que yo estubiera fuera de casa a estas horas, seguro que si Carlisle había llegado ya a casa saldría pronto en mi busca preocupado. Me subí al coche de nuevo y para mi desgracia (o quizás fué cosa del destino) el coche no quiso arrancar. Moví la llave un par de veces y lo intenté pero nada, solo me quedaba volver a casa andando pues también me había dejado el móvil en casa. Suspire cogiendo mi jarrón entre mis manos y salí del coche, ahora tenía una razón más para no volver a coger el coche en mi vida. Como odiaba tener que conducir y ahora lo odiaba aun más despues de dejarme tirada.

Podría haber ido corriendo y así llegar antes a casa pero había algo en el ambiente que me parecía raro, muy raro así que camine despacio por las calles. De haber sido humana caminar yo sola y ha ese ritmo por calles desiertas de noche sería un acto de lo más temerario pero ¿Qué podía pasarme?¿Qué algún drogadicto o malhechor tratara de robarme? Pues menudo susto se iba a terminar llevando cuando le enseñara los colmillos la primera vez. Una pequeña carcajada resonó en la calle más de lo que yo había esperado al reirme por mis propios pensamientos. Caminaba pensando (como siempre) en mi familia y sobre todo en Carlisle. Las cosas habían cambiado bastante en los últimos años pero aun así sentia que cada día lo quería más, aunque eso me parecía un poco imposible pues ¿Hasta que punto se podía amar a una persona? Yo a Carlisle lo amaba con todo mi ser, con toda mi alma y con todo mi corazón y daría cualquier cosa por él hasta mi propia vida si fuera necesario.

Sumida iba en mis propios pensamientos cuando un grito desgarrador me despertó de mis ensoñaciones, apunto estube de dejar caer el jarrón que llevaba en brazos (Debería haberlo dejado en el coche, pero temía que me lo robaran). Me gire en dirección al alarido eso había sonado muy mal, estaba apunto de correr en esa dirección para ver que ocurría cuando el viente proviniente de otro lugar me trajó un olor demasiado conocido y encima solitario. Más preocupada por mi familia que por el grito de un desconocido seguí el rastro del olor que me llevaron hasta mi pequeña Issara totalmente sola en la calle - ¿Cielo, Qué haces aqui sola? - dije corriendo a cogerla en brazos, sugete el jarrón con un brazo y a ella sin mayor esfuerzo con el otro. Le dí un sonoro beso en la frente parecía asustada - Ya paso mi niña, ya estoy aquí - le dije cariñosamente dandole otro beso en la frente. Al parecer que mi coche se averiara había sido un buen movimiento del destino para que pudiera encontrar a mi bisnieta estraviada según parecia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kate A. Holly

avatar

Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 09/07/2010

MensajeTema: Re: Primera trama: Los ojos color carmesí.   Lun Jul 12, 2010 8:39 am

Acababa de llegar a Forks,la verdad es que en estos últimos años había andado de aquí para allá sin quedarme en ningún sitio fijo,al igual que mi compañero,eso en cierto modo era agobiante ya que no tenías ningún sitio fijo en el que estar y tampoco una casa fija.
Había salido de casa hacía apenas 5 minutos y había comenzado a andar por las calles de Forks mientras visitaba e "investigaba" el pueblo.Era de noche y la luna se alzaba en lo alto del cielo con todo su esplendor.

Empezé a adentrarme en el pueblecillo y comenzé a mirar los escaparates de las tiendas cerradas.Había toda clase de tiendas,desde pequeños supermercados hasta grandes tiendas ropa,no eran marcas muy conocidas,pero eran los recursos básicos con el que todo pueblo debia contar.Me paré en seco al ver un bonito vestido en una tienda llamada "Precious Life",un título un tanto estúpido para una tienda,pero la raza humana no solía contar con mucha imaginación,no la mayoría.Pensé en comprarlo ya que tenía que renovar el armario,normalmente mi ropa siemrpe estaba rasgada o sucia debido a que gran parte de mi tiempo lo dedicaba a pasear por el bosque así que decidí pasarme por aquella tienda mañana por la mañana.Sonreí y seguí caminando.

El suelo estaba mojado y supuse que era por las anteriores lluvias que normalmente aparecían en Forks día sí y día también,en cierto modo que en Forks lloviera todos o casi todos los días era agobiante y extremadamente estresante y yo acababa de llegar,no sabía lo que me esperaba.Reí levemente."Cualquiera que me vea pensará que estoy loca" pensé.

Entonces un grito desgarrador rompió mi paz,¿qué estaba ocurriedno?,me puse un tanto nerviosa pero intenté calmarme.Sabía que procedía de algún humano y seamos sinceros,¿qué cosa podía hacer que un humano gritara así?,había pocas posibilidades pero todas se redujeron a una cuando noté el olor a sangre,un vampiro.Me giré de golpe puesto que el grito estaba en dirección contraria a donde yo estaba y eché a correr en esa dirección.Notaba como aquel vampiro se movía.
-¿Qué ocurre aquí?-dije al ver a lo lejos a un humano tirado en el suelo desangrándose.
Notaba varios olores a mi alrededor,unos provenientes de vampiros y otros mezclados,desde luego aquel no había sido el mejor día para salir a pasear.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Heidi A. Cullen

avatar

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 08/07/2010

MensajeTema: Re: Primera trama: Los ojos color carmesí.   Lun Jul 12, 2010 11:00 am

Aquel aroma a vampiro desconocido, se hacía cada vez más evidente en el ambiente. Algo andaba por allí, sabía que estaba cerca, si no el olor no sería tan tremendamente fuerte. No obstante, seguía sin saber donde se localizaba. Mis ojos ambarinos recorrieron los alrededores, buscando alguna sombra o alguna clase de movimiento que detectara al susodicho vampiro. Pero, si era listo, no se movería ni un poquito, ni tan siquiera milímetros. Miré a Benjamin, aun extrañada de su presencia en Forks. Lo hacía en Egipto, con los demás del clan a los cuales, por cierto, no veía ni olía por ninguna parte.-¿Has venido solito desde tan lejos Benjamin?.-ladeé la cabeza, mirando sus ojos del color rojo más intenso posible. No hacía demasiado tiempo de nuestro último encontronazo, desde aquella "épica" batalla. La cual, por cierto, parecía no tener fin. Aun después de tanto tiempo, la ribalidad y el odio seguían presente en cada una de las cabecitas de mis eternos compañeros.

Pero entonces, algo pareció moverse. Una sombra a penas visible para nadie, pasó como un rayo justo por nuestro lado. Su olor correspondía al mismo del cual el aire se veía impregnado...solo podía significar que aquel era el vampiro que me tenía desconcertada desde hacía tanto tiempo. ¿Por qué no había podido detectar su presencia si estaba tan cerca de ambos...?,¿o era yo la que no había podido?. Dudaba aquel hecho, Benjamin me hubiera avisado, de eso estaba segura. Pues, a pesar de todo, no era como los demás vampiros carnívoros. Él, respetaba la vida humana algo más que cualquiera, tan solo alimentándose de aquellos que hacían la vida de los demás mucho más difícil día a día o, de aquellos a los que la vida jamás volvería a sonreirle, incluso, de aquellos que estaban solos y nunca nadie los echaría de menos. Una curiosa forma de alimentarse no obstante.

Sin previo aviso, salí corriendo tras la bala aquella que había pasado por nuestro lado. Notaba como mi velocidad era menor de lo que solía ser cuando a me alimentaba de humanos...odiaba esa sensación y, me extrañaba que hubiera aguantado tan tremendamente bien la sed que me provocaba aquel olor a sangre de antes...lo normal hubiera sido que mis ojos tomaran la tonalidad negra, casi opaca y buscara desesperadamente algo que llevarme a la boca. Pero, al parecer, concentrarme en otras cosas, hacía que eso pasara a un segundo plano. Eso sí, siempre estaba presente en algún momento de mi vida. Supuse que Benjamin me seguiría, igual pensaba que no era cosa suya y que no tenía por qué...pero algo me decía que sí lo haría.

Seguía a algo incorporeo, una sombra, un haz rápido como la luz. Ni siquiera alcanzaba a distinguir su figura en ninguna parte. Me limité a seguir su rastro, o al menos lo que notaba de él.-Solo los cobarden corren.-fue un susurro, pero que cualquiera que no estuviera demasiado lejos y, fuera vampiro, podría oir. Igual me estaba precipitando demasiado queriendo ir tras eso, no sabía de qué o quién se trataba y me estaba lanzando a la aventura...¿había pensado las cosas con la suficiente claridad?.



Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jacob W. Black

avatar

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 14/07/2010

MensajeTema: Re: Primera trama: Los ojos color carmesí.   Miér Jul 14, 2010 5:16 pm

[Esme & Issara]

Estaba tranquilo, sabia que dejaba a mi niña en buenas manos, aunque, tenia un presentimiento extraño que me punzaba la mente, indicándome que algo pasaría....

No hacia mucho que había estado de guardia, por eso mismo había dejado a mi pequeña con los demás de la manada y había decidido darme un descanso merecido después de un largo DIA de patrullaje...

Rodee en la cama ya que estaba algo cansado de estar hay tumbado sin hacer nada, suspirando mientras notaba la oscuridad de la noche en el exterior, sonriendo para mi al también percibir el aroma de mi querida Nessie...

Auuu....


Un aullido me saco de mis pensamientos, al parecer el hermano de Leah, Seth, quería decirme algo y estaba esperando a que saliera, simplemente abrí la puerta y comencé a caminar en la dirección de los aullidos, notando como unas pisadas llegaban a mi con algo de preocupación

CÓMO???!!!

Dije con los ojos completamente desorbitados al sentir la noticia de que mi pequeña había desaparecido después de que dos de la manada pelearan

SOIS UNOS INÚTILES, PARA UNA COSA QUE LES PIDO Y MIREN

Gruñí con fuerza, siseando las palabras en un tono amenazante mientras mi cuerpo se convulsionaba, perdiendo el control de mis actos antes de destrozar mi ropa y transformarme en el gran lobo marrón que era, gruñéndoles a los que se habían quedado en su forma humana y contactando con otro de los de la manada para que trajera algo de ropa en una mochila, cosa que no tardo en hacer, y, por primera vez no me importaba que estuviera el territorio completamente cerrado, comencé a correr después de coger la mochila, sabiendo que si llegaba a Forks no podría protegerla, pero queriendo encontrarla, no me ponía limites por mi pequeña...

Al cabo de unos minutos su rastro me guío hasta donde estaba ella, encontrándola con Esme pero no diciendo nada, simplemente notándome aliviado al verla sana y salva, mirando a Esme con agradecimiento antes de acercarme a mi pequeña

Te encuentras bien...?

Pregunte, observando que no se hubiera echo nada, pero viendo algún que otro rasguño

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
James A. Scott

avatar

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 12/07/2010

MensajeTema: Re: Primera trama: Los ojos color carmesí.   Vie Jul 16, 2010 6:33 pm

[Jacob]

La noche anterior no habia dormido nada, me habia pasado las horas dando vueltas en la cama, al parecer algo extraño ocurriria mañana, o simplemente seria un dia raro, tenia ese presentimiendo y los nervios no me dejaban dormir. Cuando por fin lo hice ya era de dia , por lo que estuve toda la mañana desaparecido , dumiendo.


Por la tarde fui a reunirme con los demas integrantes de la manada, teniamos la mision mas facil del mundo, cuidar a la hija de Jacob y Renesme , o por lo menos eso fue lo que Seth me comento mientras aprovechaba para comer algo, algunos se reian por lo aburrido que iba a ser aquello. Pasaron las horas y los temas de convesacion se fueron terminando, terminando asi todos en silencio, Seth y Leah salieron un momento a buscar algo al bosque y un par de chicos mas hicieron lo mismo , quedando tan solo yo y oto chico mas, el cual habia tomado mas de lo normal. Ninguno de los dos le quitabamos los ojos de encima a la niña, pero este comenzo a murmurar algo y sin aviso y sin haberle dado motivos me propino un golpe en la cara, la cual cosa me hizo enfurecer y me hizo entrar en fase, el tanbien entro en fase y los dos nos enzarzamos en una pelea bastante larga.


Cuando logre tranquilizarme y hacer que el tanbien se tranquilizara volvimos a ser humanos, ambos con los brazos y la cara algo rasguñados y sangrientos, pero eso no fue lo que mas nos preocupo, ambos nos miramos y suspiramos - Jacob nos corta la cabeza - Dijimos al unisono al ver que la niña ya no se encontraba en el salon con nosotros, el cual estaba algo dstrozado. La niña se nos habia escapado, se lo conemos a los demas cuando volvieron y ambos decidimos salir a buscarle, por separado iriamos mas rapido. Tras recorrer gran parte del bosque me di por vencido y decidi encaminarme hacia Forks, pues hasta alli podria haber llegado la niña, alli no podria protegerla, pero al menos la tendria localizada.

Al llegar a Forks el olor de la niña me llamo la atencion , viendola en las manos de Esme, por lo que no me preocupe mucho, pues sabia que era familia de Renesme, alli tanbien se encontraba Jacob, trague saliva volviendo a mi forma humana y me acerque a el, sin decir nada, no queria ni imaginarme la bronca que me iba a caer.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Primera trama: Los ojos color carmesí.   

Volver arriba Ir abajo
 
Primera trama: Los ojos color carmesí.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Ficha de Angelique Moonfly
» Ficha de Jinxx
» PRIMERA TRAMA
» El Color de los Ojos de Nala
» ¿de qué color son los ojos de Robin?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
The Power of the Blood :: FORKS :: Calles de la Ciudad-
Cambiar a: